Se llegó a un acuerdo sobre el paquete de estímulo para ayudar a estadounidenses

Anteriormente le comentamos sobre el plan que el gobierno del presidente Donald Trump, presentó ante las cámaras del congreso para dar una posible solución a la crisis económica que se vive actualmente en el país y que ayudaría principalmente a los ciudadanos estadounidenses.

En una conferencia de prensa, Trump, aseguró que la finalidad de este plan había sido en un inicio poder ayudar con un estímulo económico a las personas, enviando cheques que dependerían de sus ingresos anuales. “En un inicio se pensó en la cantidad de 500 dólares, luego 600, después la suma subió a los 1200 y finalmente hasta los 2000. Sin embargo, 3000 es una suma bastante considerable que iría destinada a familias de más de 4 miembros, pero tanto demócratas como republicanos no llegaron a un acuerdo y las negociaciones tendrán que seguir su curso hasta encontrar una buena y justa solución”. Expresó ante los medios el mandatario.

Sin embargo, el miércoles por la madrugada al parecer el Senado y el gobierno del presidente Donald Trump, llegaron a un acuerdo que beneficiaría a ciudadanos y empresas afectadas por el coronavirus, a quienes se pretenden destinar la suma de $2.2 billones de dólares, la más alta de la historia moderna del país. Esto de acuerdo al director de asuntos legislativos de la Casa Blanca, Eric Ueland, encargado de anunciar la resolución de este trato para aprobar rápidamente un paquete de dos mil millones de dólares destinados a aliviar a personas y empresas afectadas por la pandemia.

Ahora la ley debe pasar a ambas cámaras del Congreso donde se espera una rápida aprobación este viernes, día en el que se espera que finalmente den una respuesta contundente a los millones de afectados por la economía que se vive por la pandemia en el país.

La legislación contempla el envío de cheques de 1,200 dólares a muchos estadounidenses, la creación de un programa de préstamos de 367,000 millones de dólares para pequeñas empresas y estableciendo un fondo de 500,000 millones de dólares para industrias, ciudades y estados. Además estipula el impulso masivo al seguro de desempleo, 150,000 millones de dólares para los fondos de estímulo estatales y locales y 130,000 millones de dólares para los hospitales, entre otras numerosas disposiciones.

El acuerdo pone punto final a cinco días de tirantes negociaciones entre la Casa Blanca, senadores repúblicanos y demócratas, que en algún momento parecían naufragar, mientras los datos alarmantes de la incidencia de la pandemia en Estados Unidos aumentan a ritmo muy rápido.

El objetivo del plan sin precedentes en cuanto a su tamaño y alcance es, en principio, amortiguar el previsible impacto económico que tendrá en el país el cierre de empresas, los despidos masivos que ya empiezan a verse y la baja producción por las decenas de miles de personas que se han enfermado.

Redacción: Mundo Latino

Con información de Univisión

Translate »