Restricciones por Covid-19 se suavizan el 4 de Mayo en gran parte de Nebraska

El gobernador Pete Ricketts anunció el viernes que las restricciones en restaurantes y guarderías se relajarán una semana a partir del lunes en aproximadamente dos tercios de los condados de Nebraska. Mientras tanto, se intensificará el esfuerzo para rastrear contactos de personas con COVID-19.

Las restricciones a suavizar entrarán en vigencia el 4 de mayo en 10 de los 19 distritos de salud pública del estado, que incluyen 59 de los 93 condados del estado.

Los restaurantes podrán abrir, pero servir solo el 50 por ciento de su capacidad, con seis pies entre mesas y fiestas individuales limitadas a seis. Las personas pueden beber alcohol, pero solo sí consumen alimentos. Las barras seguirán estando limitadas a solo para llevar y entregar únicamente. Las guarderías podrán tener 15 niños por habitación, en lugar de 10. Los salones de belleza y las peluquerías podrán operar, siempre que los clientes y los trabajadores usen máscaras. Ricketts dijo que relajar las restricciones en solo una parte del estado tiene sentido. “Estos distritos de salud pública se han visto más afectados y es por eso que se incluyeron con respecto a nuestro anuncio”, dijo.

Los distritos incluyen el condado de Douglas en Omaha. No incluyen el condado de Grand Island Hall, que tiene la mayor cantidad de casos, ni los condados que contienen Lincoln, Hastings, North Platte, Lexington, Dakota City, Kearney y Norfolk, entre otros lugares.

A nivel estatal, se permitirá a las personas asistir a servicios religiosos, pero los de diferentes hogares tendrán que mantenerse a seis pies de distancia el uno del otro.

También el viernes, la directora del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Dannette Smith, anunció que el estado desplegará 325 trabajadores para ayudar a los distritos de salud pública a localizar contactos de personas con COVID-19. Smith dijo que rastrear esos contactos es importante.

“Como saben, estar en contacto cercano con alguien que está experimentando COVID-19, es delicado, es absolutamente crítico que los aislemos o los pongamos en cuarentena, y queremos poder hacerlo de inmediato”, dijo Smith. Asimismo agregó que se contactaría a las personas por teléfono y se les haría preguntas que incluyen información demográfica y su salud personal. Asegurando que se prestará especial atención a la sensibilidad de las comunidades de color, con el uso de personas que hablan español y otros idiomas, y que las preguntas serán conversacionales.

A lo anterior, el gobernador Rickets dijo que esto será absolutamente voluntario. “No hay penalidad por no responderlas. Pero el interés propio de la persona está en juego aquí, porque personalmente me gustaría saber si alguien con quien he estado en contacto en las últimas dos semanas ha dado positivo por coronavirus. Porque así es como sé que necesito monitorear mi atención médica, para ver si podría ver si estoy desarrollando síntomas, y así saber si podría tener coronavirus”, dijo.

En cuanto a los esfuerzos del estado para combatir el coronavirus, el gobernador dijo: “En general, nuestro plan está funcionando. No hemos abrumado el sistema de salud, por lo que estamos ganando”. “Ciertamente, tenemos áreas de puntos calientes que necesitamos manejar, alrededor de personas densamente pobladas, ya sea en casa o en su lugar de trabajo, y tenemos que manejar eso. Sin embargo, a Nebraska le está yendo muy, muy bien con respecto a las cosas que hemos implementado. Hemos ralentizado la propagación del virus aquí en el estado”. Enfatizó.

Artículo original en inglés: NetNenraska

Translate »