Presidente Trump tiene planes de hacer más difícil conseguir la naturalización

El Gobierno del todavía presidente, Donald Trump, planteó la semana pasada hacer el examen para obtener la ciudadanía estadounidense más difícil, según el borrador de un memorando del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) obtenido por la cadena CNN.

De acuerdo con este documento, dicha prueba será más larga, y tendrá más preguntas sobre educación cívica (20 en lugar de 10), y se modificará la puntuación (12/20 en lugar de 6/10). Asimismo, los oficiales harán las 20 preguntas, sin importar si la persona solicitante ya alcanzó la puntuación de aprobación.

La prueba tendrá más temas que abordan enmiendas específicas de la Consitución, advirtió la agencia en el memorando y un punto sobre “innovaciones estadounidenses”, así como más cuestionamientos que plantean la pregunta “por qué”, aunque no queda claro lo que esto implica.

El examen de naturalización es fundamental para aquellas personas que desean obtener la ciudadanía. Por ahora, la prueba está dividida en dos partes: una prueba de inglés y una de educación cívica (historia y Gobierno de Estados Unidos).

USCIS comenzará con este nuevo método a partir del próximo mes

Según un memorando en el Manual de Políticas de USCIS publicado el viernes titulado “Requisito de educación cívica para fines de naturalización”, son dos los principales cambios en la nueva prueba para la ciudadanía:

▪ Aumenta el número de preguntas y respuestas que se deben estudiar

El examen aprobado por las autoridades en el 2008 y hasta ahora vigente, abarca el estudio de 100 preguntas y respuestas como parte de la preparación para tomar la prueba.

El nuevo examen en vigor a partir de diciembre del 2020 contempla el estudio de 128 preguntas y respuestas.

▪ Duplica el número de preguntas que deben responderse en la entrevista

Hasta ahora, el funcionario público que realiza el examen durante la entrevista final con USCIS, formulaba un total de 10 preguntas de la lista de 100, y el solicitante debía contestar satisfactoriamente seis de esas 10 preguntas para pasar.

Aunque la puntuación de aprobación se mantendrá en 60 por ciento, en la nueva prueba, el funcionario de USCIS formulará 20 preguntas en lugar de 10, y el inmigrante debe responder satisfactoriamente 12 para pasar.

Además, en la prueba anterior, si un inmigrante respondía correctamente seis preguntas antes de llegar a la última, ya se terminaba esta parte del examen. A partir de ahora, incluso si la persona responde bien 12 preguntas, el funcionario debe continuar el cuestionario hasta alcanzar la vigésima pregunta.

Sin embargo, el memorando de USCIS destaca que la agencia continuará administrando solo 10 preguntas, de las que se requieren seis respuestas correctas, a inmigrantes que califican a una consideración especial ya sea porque son mayores de 65 años o han sido residentes permanentes legales durante al menos 20 años.

Imagen: Inmigración

Translate »