The Community Lookout

By Francisco Villa

The Republican Party Big Minority Challenge

The Republican Party’s tug-of-war over its relationship with black and Hispanic voters has been happening for a long time: On one side Republican pragmatics insist the Republican Party must attract more minorities and women to win the presidency and to survive in the long run. On the other side, leading rivals Donald Trump and Ted Cruz embrace fiery rhetoric against minorities with the purpose of motivating angry white conservatives.

It may not matter in the Iowa Caucuses, New Hampshire, and South Carolina’s primaries, where contests were dominated by white older voters. But it’s a different story for the November general election, when minority voters are expected to make up more than 30 percent of the eligible voting-age population — and more than 50 percent of the voter pool by 2052.

The high-stakes clash between the Republican Party and minorities could potentially determine whether the Republican Party nominee succeeds in the November’s general election.

Winners and losers from the Democrats Nevada caucus and the Republicans South Carolina primary

Winners

Donald Trump: Trump was supposed to win the South Carolina Republican Primary and he did. Trump has now won two out of the first three states to vote and is very likely to win in Nevada’s Republican caucuses on Tuesday, February 23, as well. Trump is also ahead in virtually every one of the 13 states set to vote on Tuesday, March 1.  The Republican establishment needs to come to grips with that fact, and figure out whether there is any way they can stop him.

Hillary Clinton: Clinton win in the Nevada Caucuses proves her team organizing abilities. In her victory speech, Clinton name-checked both Flint, Michigan and Ferguson Missouri, a not-so-subtle signal to black voters that she is attuned to their concerns and is their candidate.  She also made sure to note that she is not a single issue candidate and this is not a single issue campaign, a clear shot at Sanders.

Marco Rubio: Rubio got what he needed from the South Carolina Primary: A clear signal that he is the establishment candidate who can win. Bush getting out of the race opens up a massive amount of major donor money for Rubio. Likely beating Ted Cruz is just icing on the cake. Rubio should be well positioned to do well in Nevada’s Republican caucuses, a showing that will solidify him as the clear alternative to Trump.

Latino voters: Sanders’s eight point win over Clinton among Latinos was one of the most-surprising elements of the Democrats Nevada caucuses.  It also means that Latinos will become a hugely targeted bloc of voters in virtually every state going forward. Clinton leaves Nevada with a win, yes, but with a problem that she needs to solve between now and the end of primary season: How to reach and win over Latinos.

Losers

Jeb Bush: the South Carolina Republican Primary was a state the former Florida governor needed to surprise some people. He didn’t, finishing a distant fourth and ended his candidacy.

Bernie Sanders: Close in Iowa is one thing. Close in Nevada is another. Sanders probably will continue on, but Clinton will likely be favored in the vast majority of those upcoming states. So, Nevada may wind up in retrospect looking like the moment the race tipped against Sanders.

Ted Cruz: The South Carolina electorate was ready-made for Cruz: white, heavily evangelical and very conservative. And yet, Cruz finished well behind Trump and was edged out by Rubio as well. Cruz’s problems were exposed in a close look at the exit polls: He isn’t winning enough of the evangelical vote and he can’t win votes outside of the evangelical community.

Cont. from page 3.

Trump’s Pattern of Repeating Things that are False and then Refusing to Take Responsibility

Donald Trump has fueled his campaign for the Republican nomination with a seemingly endless series of eyebrow-raising statements. Trump has repeated inaccurate and racially charged crime statistics that dramatically overstated the number of whites killed by blacks, reposted pledges of support from white supremacists, and retweeted dubious questions about the citizenship of his presidential rivals to an online following of more than 6 million people on Twitter alone. His response when challenged, he dismiss it all as nothing more than harmless “retweets.” However Trump’s pattern of repeating things that are false and then refusing to take responsibility, would pose a challenge should he move into the White House, where a president’s comment could move financial markets or spark a diplomatic incident.

El puesto de observación de la Comunidad

Por Francisco Villa

El Partido Republicano tiene un Gran Desafío con las Minorías

El Partido Republicano juego de tira y afloja sobre su relación con los votantes negros e hispanos ha estado ocurriendo durante mucho tiempo: Por un lado los republicanos más pragmáticos insisten en que el Partido Republicano debe atraer más minorías y mujeres para ganar la presidencia y para poder sobrevivir en el largo plazo. Por otro lado, los candidatos presidenciales Donald Trump y Ted Cruz adoptan una retórica muy agresiva contra las minorías con el fin de motivar a los anglosajones enojados y más conservadores.

Puede ser que esto no importe mucho en los Caucuses de Iowa, y las primarias en New Hampshire y South Carolina, donde los contestos están dominados por los votantes blancos de edad más madura. Pero es una historia muy diferente en las elecciones generales de noviembre, cuando se espera que los votantes minoritarios en edad de votar serán más de un 30 por ciento de la población y más del 50 por ciento del grupo de votantes para el año 2052.

Los choques entre el Partido Republicano y las minorías podrían potencialmente determinar si el candidato del Partido Republicano tiene éxito en las elecciónes generales del mes de noviembre.

Los Ganadores y Perdedores del Caucus de los Demócratas en Nevada y las Primarias de los Republicanos en South Carolina

Los Ganadores

Donald Trump: Trump se suponía que ganaría la primaria republicana de South Carolina del Sur y lo hizo. Trump ha ganado ahora dos de los tres primeros estados en votar y es muy probable que gane el caucus Republicano de Nevada también, el 23 de febrero. Trump también está adelante en virtualmente cada uno de los 13 estados que van a votar el martes, 1ero de marzo. El establecimiento republicano tiene que reconocer estas circunstancias y tratar de figurar si hay alguna manera de que puedan detenerlo.

Hillary Clinton: La victoria de Clinton en el Caucus de Nevada demuestra las habilidades de organización de su equipo. En su discurso de victoria, Clinton nombró a Flint, Michigan y Missouri Ferguson, como una señal no tan sutil para los votantes negros de que ella está en sintonía con sus preocupaciones y es su candidata. Ella también se aseguró de clarificar de que ella no es una candidata y con una campaña enfocada en un solo tema, este fue un claro mensaje para Sanders.

Marco Rubio: Rubio consiguió lo que necesitaba de las primarias de South Carolina: Una clara señal de que él es el candidato del establecimiento que puede ganar. Con Bush terminando su campaña se le abre una enorme cantidad de dinero de los donadores para Rubio. Probablemente superando a Ted Cruz es como la crema de nieve en el pastel. Rubio está ahora bien posicionado para tener buenos resultados en el caucus republicano de Nevada, a demostración que lo solidificará como una clara alternativa contra Trump.

Los votantes Latinos: Sanders ocho puntos de ganancia sobre Clinton entre los Latinos fue uno de los más sorprendentes-elementos del Caucuses de los demócratas de Nevada. También significa que los Latinos se convertirán en un bloque sumamente importante de votantes en prácticamente todos los estados en el futuro inmediato. Clinton deja Nevada, con una victoria, si, pero con un problema que ella tiene que resolver entre ahora y el final de las elecciónes Primarias: ¿Cómo convenser y ganarse a los Latinos.

Perdedores

Jeb Bush: La primaria Republicana de South Carolina fue un estado en

Viene de la pág. 3

que el ex-gobernador de Florida necesitaba sorprender a algunas personas. No lo hizo, terminando en un distante cuarto lugar y le terminó su candidatura Presidencial.

Bernie Sanders: Terminando cerca en Iowa es una cosa. Cerca en Nevada es otra cosa. Sanders probablemente continuará adelante, pero Clinton probablemente será favorecida en la gran mayoría de esos próximos estados. Así que Nevada puede terminar en retrospectiva pareciendo como el momento en que esta carrera se convirtio en contra de Sanders.

Ted Cruz: El electorado de South Carolina parece que fue confeccionada para Cruz: Anglosajon, muy evangélico y muy conservador. Y sin embargo, Cruz terminó bastante detrás de Trump y también fue superado por Rubio. Los problemas de Cruz fueron expuestos en una examinacion detallada de como los votantes decidieron: Él no está ganando suficiente votos de los evangélicos y él parece que no tiene la capacidad de ganar votos fuera de la comunidad evangélica.

El Habito de Trump de Repetir Cosas que son Falsas y de Negarse a Asumir Responsabilidad

Donald Trump ha alimentado su campaña para la nominación Republicana con una serie aparentemente interminable de declaraciones que le levantan las cejas a todos. Trump ha repetido estadísticas de delincuencia inexactas y cargadas de racismo que han sobre-estimado el número de blancos muertos por los negros, ha repetido notas y comentarions de apoyo de grupos de supremacía blanca, y retweeted preguntas dudosas sobre la ciudadanía de sus rivales presidenciales a más de 6 millones de seguidores, solamente en Twitter. Su respuesta cuando le preguntan es descartarlas como inofensivos “retweets”.

Sin embargo este patrón de Trump de repetir cosas que son falsas y luego Negarse a asumir la Responsabilidad le plantearia un desafío muy grande si el es el ocupante de la Casa Blanca, donde el comentario de un presidente puede mover los mercados financieros o provocar incidente diplomáticos muy serios.

Leave a Reply

Translate »