Por comenzar la ayuda de 300 dólares a familias que han sufrido estragos de la pandemia

A partir del próximo 15 de julio, el gobierno del presidente, Joe Biden, otorgará un incentivo a las familias contribuyentes estadounidenses de hasta 300 dólares por cada dependiente “directo” menor de edad que haya en casa.

Lo anterior, como una de las medida para paliar los efectos de la pandemia provocada por el virus de la pandemia, que es parte del plan de alivio económico del gobierno que se publicó en febrero pasado.

La ayuda se prolongará desde julio hasta finalizar 2021, medida que pretende aliviar las preocupaciones fiscales de las familias trabajadoras con menores de edad en dificultades.

Para poder acceder a este beneficio, los menores deberán ser hijos, hermanos, hijastros, hijos adoptivos, medio hermanos, hermanastros o descendientes, como por ejemplo nietos, sobrinos o primos del adulto contribuyente.

Biden, como una de las propuestas de su plan económico, pidió que las ayudas por hijo se extiendan hasta 2025, sin embargo, el congreso sólo ha aprobado su vigencia para este año.

Translate »