Información oficial de Departamento de Salud del Condado de Douglas con respecto a los servicios religiosos

DCHD presenta un plan para que durante los servicios religiosos usted permanezca seguro en su automóvil

El Departamento de Salud del Condado de Douglas (DCHD por sus siglas en inglés) ha recibido peticiones para realizar algunas alternativas de servicios religiosos durante la próxima Semana Santa, y ésta es la respuesta presentada.
De acuerdo con la Directora de Salud. Dra. Adi Pour, “Sabemos que la fe es una parte esencial dela sociedad”. “La guía espiritual puede combinarse con el distanciamiento social y crear un servicio memorable”.
Por lo anterior y teniendo en cuenta las medidas de salud que están en vigor, La Dra. Pour ha dado la aprobación para que en las casas de oración (iglesias, templos, sinagogas, etc.) se pueda realizar servicios sin que las personas abandonen sus vehículos y respetando las siguientes normas:
– Las personas deben permanecer en su vehículo, con las ventanas cerradas.
– El audio se debe trasmitir usando la tecnología disponible, para mantener los vehículos cerrados.
NO compartan los vehículos. Unicamente las personas que viven en el mismo sitio pueden acudir al servicio religioso en el mismo automóvil, los demás deberán acudir manejando su propio auto.
Los encargados o dirigentes del servicio deberán acudir manejando su propio auto.
Los encargados o dirigentes del servicio deberán permanecer en una area fija y NO podrán moverse entre los autos estacionados.
Los encargados o dirigentes del servicio deberán mantener una distancia de seis pies entre ellos mismos.
Si se colectan ofrendas, limosnas o donativos NO podrán ser colectadas por alguien que va de vehículo a vehículo. Se deberá indicar un sitio en el que las personas puedan circular con su automóvil y dejar ahí el donativo. Si hay una persona designada para monitorear este sitio, ésta deberá mantenerse a seis pies de distancia de cualquier vehículo que abra la ventana para dejar su donativo.
Si se practica la comunión NO se puede repartir de vehículo a vehículo ni tampoco en su interior. Cada lugar religioso deberá informarle con anticipación a los participantes la forma de obtener suministros con fines de comunión y para su propio consumo durante el servicio religioso.
El acceso al edificio estará limitado a no más de diez personas quienes deberán mantener una distancia de seis pies. Dicho acceso será solo para necesidades urgentes, como el uso del baño.
Los niveles de ruido deben mantenerse moderados para no molestar a las residencias y/o empresas aledañas.
Los vehículos que se reúnan no deben impedir el flujo regular de las calles públicas. Por ello cada lugar debe haber un plan para la posibilidad de congestión de tráfico.

Translate »