Las Comadritas / Sismo México

(Ring, Ring)… – Buenos días comadrita. – ¡BUENOS COMADRITA! PÁSELE, PÁSELE A LO BARRIDO. – ¿Cómo ha estado? – PUES BIEN, NO ME PUEDO QUEJAR. – Sí “puede” pero no “debe” que es muy distinto. – TIENE RAZÓN COMADRE, A VECES SE QUEJA UNO POR CUALQUIER TONTERÍA, POR NO DECIR MÁS FEO, PERO SIÉNTESE. ¿GUSTA UNA TACITA DE CAFÉ? – Pues nos la echamos, aunque ahora no traje conchitas – NO IMPORTA COMADRE, AQUÍ ESTÁN LAS DEMOCRÁTICAS “MARÍAS” QUE SIEMPRE NOS SACAN DE APUROS. – Y, QUÉ MILAGRO QUE VIENE A ESTA HORA. – Es que voy a la tienda y pasé a recordarle, más bien, a reiterarle la invitación para comer el jueves de Acción de Gracias. – SÍ COMADRE, ¿CÓMO CREE QUE SE ME VA A OLVIDAR? YA SABE QUÉ, COMO DICE EL DICHO, “A LA GORRA, NO HAY QUIEN LE CORRA”. – ¡Ay comadre! No diga eso, ya sabe que usted, aparte de comadre, es la hermanita que no tuve, así que los invito con mucho gusto. Y, a propósito, ¿de dónde viene eso de “la gorra”? – MIRE COMADRE: GORRA ES LA PRENDA PARA LA CABEZA QUE TODOS CONOCEMOS, PERO “COMER DE GORRA” VIENE DEL VERBO GORREAR QUE QUIERE DECIR GRATIS O A COSTA DE OTROS. – Mire, qué interesante. – ¿Y QUÉ VA A COMPRAR COMADRE? TENGO ENTENDIDO QUE YA TIENE EL JAMÓN. – Sí comadrita, voy a comprar vasos, platos, servilletas y trinches de plástico; espero que no me vaya a criticar por no poner mi vajilla de cerámica. – NO COMADRITA, YA BASTANTE TIENE CON HACER LA COMIDA. – Pero, aunque no lo crea, si sé cómo poner una mesa para una cena formal. – SÍ COMADRE, ME DIJO QUE TOMÓ UN CURSO CUANDO SE IBA A CASAR, PERO NOSOTROS SOMOS DE CONFIANZA Y LO IMPORTANTE DE ESTA CELEBRACIÓN, ES DAR GRACIAS PORQUE ESTAMOS BIEN Y JUNTOS. – Sí comadre, además en la mesa no cabríamos todos ya que viene también mi hijo Christian con su esposa y mi nietecito. – PUES CUENTE CON EL POSTRE COMADRITA. – Y al fin, ¿qué va a hacer de postre, comadre? – ¿QUÉ LE PARECE UN PASTEL DE LIMÓN Y OTRO DE CALABAZA DEL RESTAURANTE “VILLEGAS”?. – Me parece bien, y mi nuera va a hacer la pasta y yo la ensalada. – TAMBIÉN CUENTE CON UNA BOTELLA DE VINO. – ¡Ay comadre! No hay duda que somos “ch…” pa’ todo, jajaja. ¡Oiga comadre! ¿Cómo le fue con el viento de anoche? – ¿CUÁL VIENTO, COMADRE? – ¡Ay comadre! Casi levanta la casa, yo creí que era un tornado, ya le iba a llamar pues sabía que estaba sola. ¿Qué no sintió nada? – SE LO JURO QUE NO, COMADRITA. ES QUE YO TENGO LA CONCIENCIA TRANQUILA Y ME ACUESTO A DORMIR. – Lo que pasa que a usted no le ha tocado ningún tornado desde que llego, ¿o, sí? – NO COMADRE, OJALÁ NO ME TOQUE NUNCA. – Pues Dios nos libre, aunque en donde quiera suceden desgracias. – SÍ COMADRE, DE SEGURO USTED NO HA SENTIDO NUNCA UN TEMBLOR DE TIERRA. – No comadre, pero sí he presenciado ciclones e inundaciones. – ¿EN DÓNDE COMADRE? ¡NO ME DIGA QUE EN CUCHILLO PARADO HAY MAR! – No comadre, una vez que fuimos a Puerto Vallarta, Mexico y no pudimos salir en dos días del hotel. – ¡AY COMADRE, QUÉ FUERTE! LE VOY A CONTAR UNA ANECDOTA QUE A LO MEJOR YA LA SABE… EN LA CIUDAD DE MÉXICO HUBO UN SISMO EL 19 DE SEPTIEMBRE DE 1985 EN EL QUE MURIÓ MUCHA GENTE. PARA CONMEMORAR ESA FECHA, HACEN UN SIMULACRO CADA AÑO MUY TEMPRANO. EN EL AÑO 2017, ESTABAMOS EL RUTILO Y YO ALLÁ, Y HUBO UN TEMBLOR EL MISMO DÍA A LA UNA DE LA TARDE. – ¡Ay comadrita! Apenas lo puedo creer, treinta y dos años después. – SÍ COMADRE, YA HASTA LE CAMBIARON EL NOMBRE A SEPTIEMBRE POR “SEPTIEMBLE” JA,JA,JA. – Bueno comadre, la espero el jueves a las cinco de la tarde. No se le olvide. ¡Adiu!……

Translate »